MI VIDA: UNA MEDITACIÓN

 

No puedo hablar de una experiencia en la meditación, no obstante, puedo hablar de la metamorfosis y la transformación que he estado desarrollando gracias a ella. Todo empezó cuando el ruido de mi cabeza realmente era insoportable. No soportaba quién era o quién creía que yo era y todo lo que la palabra “creer” implica en nuestro vocabulario: una construcción imaginaria sobre un ser humano. 

En un momento dado, después de haber conocido todo lo que estaba a mi alcance, llegué a eso que alguien llamó como meditación. En realidad, no tenía mayor idea de su significado, ni de sus beneficios. La imagen que tenía era una imagen esotérica (otra creencia más) donde se dice que lo místico pasa todo por ahí, más sin embargo puedo confirmar que es algo completamente natural. Así, con todas las penas encima, hice ese salto al vacío en la meditación con el solo objetivo de recuperar el tiempo perdido que mi “Yo” había malgastado.

Desde sus inicios, encontraba guías virtuales y literarios, y físicos que me comandaban la mente hacia algo, sin rumbo alguno y siempre con la incertidumbre de esperar que algo mágico ocurriese. Por consiguiente, estas primeras incursiones e inmersiones en el vasto mundo de la mente fueron completas odiseas. Algo se iba despertando y mi cuerpo entero se llenaba de emociones descomunales, con una sensibilidad jamás sentida; donde la belleza de lo simple se tornaba como lo justo y necesario para empezar un nuevo camino.

Lo que viene de aquí en adelante no puede ser tomado a la ligera, puesto que los caminos que empiezan por una metamorfosis para luego culminar con una transformación están llenos de preguntas profundas y de sueños que deben ser respondidos y resueltos, respectivamente.

Iniciando por la metamorfosis, la mente o, mejor dicho, la energía, empieza a renovarse. Esta renovación no puede ser posible si no se hace un cambio radical en el contenido de la consciencia. Para ello, hay que tener un amor incondicional por la vida y por vivir: cambiar hábitos que el cuerpo rechaza, como: dejar el alcohol, dejar el cigarrillo, dejar de comer carnes, dejar de creer en filosofías, dejar de creer en las ideologías, dejar de creer en la genealogía, dejar de creer en lo místico, en fin, dejar de creer en todo lo que me genera confusión, por ende, conflicto conmigo mismo y con el mundo. Entendiendo que este conflicto enferma el cuerpo, cuyas consecuencias pueden ser hasta mortales. Es justo acá donde nace la paz: un silencio tan abrazador como el viento de primavera. Dando paso a la calma de la vida. Dejando una sola sonrisa en mi cara, conociendo la libertad. 

La fuerza que nace al momento de que mi energía se da cuenta que el cuerpo es el hogar más importante para cuidar – incluyendo el planeta –, por encima de todo lo que el Hombre ha construido, la transformación llega: los cinco sentidos se agudizan exponencialmente, el cuerpo recobra su fuerza, la mente es guiada solo hacia lo que toda la entidad ama; encontrándose con la inocencia del niño y la sabiduría del ermitaño. El mundo entonces renace y se transforma ante la existencia misma, viendo como cada sueño que se tenía desde la infancia empieza a materializarse sin ninguna ambición posible, pues no hay lugar para ello. De hecho, la meditación es una manera donde el cuerpo simplemente hace y cuando no ve la acción, pregunta para abrir el camino hacia ella. Se podría decir que es una forma de hacer arte. Una constante creación de movimientos desconocidos tanto físicos, como mentales.

Es por estas razones que no puedo hablar de experiencia, porque en este preciso momento estoy meditando al poner estas letras, tratando de describir lo que significa llevar una vida en meditación y lo excitante que es. Es un camino, que cuando se empieza, no hay vuelta atrás; es imposible y el cuerpo me agradece de este momento, pues todo ha sido dicho y puedo volver al silencio. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s